Alcoholemia

Usted está aquí: Inicio » Alcoholemia

Cañizares Abogados

En España el límite de alcohol con el que un conductor puede ponerse al volante es de 0,25 mg/L , para conductores nobeles (menos de 2 años de carnet) y para los profesionales como conductores de autobuses o ambulancias este límite se reduce a 0,15 mg/L. Las multas oscilan entre los 500 y los 1.000 euros y con la posible eliminación de puntos del carnet de conducir.

En una situación como esta nos encontraríamos únicamente ante una infracción administrativa de forma que no se abriría procedimiento penal. Este tipo de infracciones al volante pasan a ser delito cuando se conduce bajo los efectos del alcohol y la tasa de alcoholemia supera los 0,60 mg/L de aire espirado.

Es aquí cuando los hechos son necesariamente considerados delito, y por tanto, se procederá a detener al conductor preventivamente y se le denunciará por un delito contra la seguridad del tráfico. Acto seguido se celebrará un juicio rápido y el acusado tendrá que someterse a una pena de prisión, que oscilará desde los 3 a 6 meses, o a una multa. Además siempre tendrá que cargar con la prohibición de conducir entre uno y cuatro años.

El posible exceso de velocidad añadirá a todo ello temeridad manifiesta Con ambos factores (velocidad y alcohol) la situación se agrava y las consecuencias también lo hacen, pudiendo ser castigado con penas de seis meses a dos años de prisión o a multas de 12 a 24 meses de privación del derecho a conducir.

Resulta también muy importante ser consciente de que el negarse a realizar la prueba de alcoholemia está considerado como una infracción muy grave. Las consecuencias para estos casos son penas de cárcel que oscilan entre 6 meses y el año de prisión.

Son muchas las críticas y polémicas que generan los resultados mostrados por los alcoholímetros en los controles de alcoholemia y las correspondientes sanciones. Esto hace que muchas de las personas que han sido acusadas y sancionadas por una infracción administrativa, acudan a abogados especializados para recurrir las multas de alcoholemia y que les asesoren sobre los pasos a seguir. Cuando se considere delito o temeridad manifiesta, es imprescindible contar con un abogado penalista con experiencia para la defensa ante el tribunal.

Mostrar comentarios