Morosidad

Usted está aquí: Inicio » Morosidad

Cañizares Abogados

Las cifras sobre la morosidad en nuestro país no paran de incrementarse. Ante esta difícil situación en la que nos encontramos, los impagos por parte de nuestros clientes pueden ser muy significativos a la hora de esclarecer el porvenir de nuestra empresa. Desde el comienzo de la crisis, los llamados “morosos” han sido una de las principales causas del cierre de negocios.

Desde 2013, la Ley de lucha contra la morosidad, establece unos plazos máximos para pagar las operaciones comerciales (30 días para las administraciones públicas y 60 para las empresas privadas). En lo referente a la administración pública, el acortamiento de los dichos plazos evita que éstas se financien a costa de los autónomos y las pymes. Esta ley no descarta la posibilidad de cobrar intereses e indemnizaciones.

Hay muchas acciones que podemos poner en práctica para que el cobro se realice con éxito y lo más tempranamente posible. Por eso, y para conocer todas las bazas que tienes a tu disposición, el asesoramiento por parte de un abogado especialista en impagos y morosidad es fundamental. A continuación te mostraremos algunos consejos que tienes a tu disposición:

– En primer lugar, siempre es bueno conocer la situación y antecedentes del cliente. Si se cuenta con ayuda de un profesional éste puede analizar la situación del deudor y ver si está inscrito en el registro de morosos o si tiene pagos pendientes con la Administración pública o la Justicia.

– Cobrar una parte del trabajo por adelantado es una muy buena opción. Muchos profesionales optan por esta forma de cobro a la hora de desempeñar su labor comercial, lo que hace que tengan asegurado el pago de una parte del presupuesto. Además para el cliente, debido a que la factura está fraccionada, resultará más fácil cumplir con sus obligaciones.

– Importante:  No demorar la emisión de facturas. Además se debe ser constante en el control de los plazos de pago. Si el cliente tarda mucho en solventar su deuda, hay que insistir. En ocasiones los autónomos que antes cobran son los más insistentes.

Cuando la cantidad adeuda es más que considerable y el tiempo de demora se ha alargado demasiado, es hora de tomar medidas más drásticas para conseguir el cobro efectivo. La mejor opción es ponerse en manos de profesionales y optar por otras vías como la judicial para llevarlo a cabo.

Si quieres más información o deseas un presupuesto personalizado, déjanos aquí tu consulta.

Mostrar comentarios