Robos y hurtos



Los robos y pequeños hurtos son muy habituales en nuestro país y más concretamente en la provincia de Alicante, donde el sector servicios y la afluencia de turistas multiplica estos casos en periodos vacacionales.

Dentro de este tipo de delitos contra el patrimonio podemos encontrar principalmente tres supuestos: hurto, robo con fuerza y robo con violencia. A continuación, realizamos una breve definición de los tres tipos.

ROBO: Comete un delito de robo la persona que se apodera de cosas muebles que no le pertenecen con el propósito de hacerlas suyas y enriquecerse, empleando fuerza en las cosas para poder acceder al lugar donde los objetos se encuentran, o empleando violencia o intimidación sobre las personas. Por lo tanto, nos encontramos con dos tipos, el robo con fuerza y el robo con violencia, lo cual será importante diferenciar y determinar ya que las penas de uno y otro difieren.

HURTO: Será responsable de un delito de hurto la persona que, con propósito de aprovecharse y obtener un beneficio, arrebata cosas muebles ajenas sin la voluntad de su dueño. Lo importante aquí será determinar si el valor de lo sustraído excede o no de los 400 euros, puesto que las consecuencias serán muy distintas.

Si quieres más información o deseas un presupuesto personalizado, déjanos aquí tu consulta.